“Ha sido crucial la apertura a colectivos con desarrollo típico para que la inclusión fuera real”

programa Educación Especial de Acción Social por la Música

Blanca Guillén, coordinadora del programa musical de Educación Especial ‘Aula Social’, explica la evolución del proyecto

El programa musical de Educación Especial que la Fundación de Acción Social por la Música lleva a cabo en el Aula Social del Teatro Real de Madrid (España), nació en septiembre de 2015. Su origen fue propulsado por un taller intensivo ofrecido por un equipo de profesionales del Programa de Educación Especial de ‘El Sistema de coros  y orquestas’ de Venezuela.

A este encuentro se invitó a participar a la Federación de Autismo de Madrid, Fundación Down Madrid, Fundación ANAR, Fundación de Víctimas de Terrorismo, Federación Española de Padres de Niños con Cáncer y Ayuda en Acción, entendiendo que la inclusión de dichos colectivos podría mejorar con este programa dentro del Teatro Real.

Tocando y cantando juntos

Concierto del Aula Social en el Teatro Real

Tras este encuentro nace el Aula Social, un programa musical de Educación Especial en el que se abordan las disciplinas instrumental, vocal y de movimiento.

En 2019 se decide mantener la orquesta y el coro. Para ello, creamos una orquesta clásica de cuerda, abordando el movimiento de manera transversal a todo el trabajo. A lo largo de estos años, los participantes han pasado de tocar instrumentos de pequeña percusión y láminas, a instrumentos de cartón (simulando violines, violas, etc.), hasta que llegaron los medios económicos para tocar con instrumentos de madera. Los niños y niñas de la Camerata Tetuán fueron los encargados de enseñar por primera vez los instrumentos de cuerda a los integrantes del Aula Social. En ese encuentro también pudimos experimentar la emoción de Saúl, un niño de 10 años con autismo, al dirigir la orquesta. Un momento mágico que supuso un punto de inflexión en el desarrollo del programa.

Hasta la fecha, más de 100 niños y niñas con diferentes diagnósticos -TEA, TDAH, Síndrome de Down, niños en procesos oncológicos, discapacidad intelectual, síndrome de Williams, víctimas del terrorismo y de violencia, entre otros- han participado o participan de manera activa, juntos con otros de desarrollo típico, en este proyecto.

Inclusión real

La apertura a colectivos con desarrollo típico para que la inclusión fuera real ha sido crucial. Es fundamental que niños, niñas y jóvenes con diferentes características canten y toquen juntos, asistiendo a ambos grupos de manera igualitaria. Esa formación hemos notado que ayuda mucho al desarrollo holístico y facilita tanto los ensayos como los conciertos.

Aula Social y Camerata Tetuán tocan juntos en el concierto Auditorio Nacional

Otros grandes momentos que nos han demostrado estar en el buen camino han sido los conciertos ‘Inclusión Real’ en el Teatro Real, el concierto comunitario ‘Haz Que Suene la plaza’ y el concierto ‘Música Que Transforma’ del Auditorio Nacional. En ellos, las orquestas de Tetuán y el Aula Social demostraron al tocar y cantar juntos el increíble poder de inclusión de la música. Además, algunos de los integrantes del Aula Social se pusieron al frente de la orquesta para dirigirla irradiando fuerza y liderazgo.

Superación, libertad y apertura de espíritu

Nuestro objetivo general es desarrollar la práctica musical colectiva al más alto nivel de que son capaces nuestros participantes. El público siempre se sorprende al escuchar a nuestros estudiantes realizar un repertorio que es hermoso, reconocible y posible de interpretar.

Internamente, buscamos brindarles la oportunidad de colaborar con otras personas en un espacio seguro de libertad, superación personal y apertura de espíritu. Hemos descubierto que la clave del éxito en este trabajo es centrarse en sus cualidades y potencial, no tanto en sus limitaciones. En definitiva, se trata de escuchar, interesarse en ellos como personas y obtener lo mejor que tienen para ofrecer a los demás.

De esta manera, estamos construyendo conjuntamente el “Aula Social”.

Programa Educación Especial de Acción Social por la Música

Tocar y luchar

Tocar y luchar

En la semana del Día Internacional de la Infancia y el Día Internacional de la Música nos vienen a la cabeza tres palabras que ya han transformado la vida de miles de niños y niñas en todo el mundo: TOCAR Y LUCHAR.

Este es el lema de El Sistema de orquestas y coros infantiles y jueveniles, metodología creada hace 44 años por el Maestro José Antonio Abreu. Una obra que le valió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009 y el nombramiento de Embajador de la UNESCO.

“Tocar y luchar” es, además, el pilar que guía y da sentido a nuestra misión: luchar por una vida mejor para todos los niños y niñas en España poniendo un instrumento en sus manos.

Tocar y Luchar

¿Por qué poniendo un instrumento en sus manos?

Porque juntos hacen MUCHO MÁS QUE MÚSICA. Son ORQUESTA. Son FAMILIA. Son GUERREROS que luchan contra un futuro que parece determinado por una estadística que dicta que, en un país en donde 1 de cada 3 niños y niñas está en riesgo de exclusión social, la pobreza es hereditaria en un 80% de los casos.

En la orquesta, juntos mejoran sus capacidades intelectuales y académicas, en su comportamiento y autoestima; y juntos experimentan que son capaces de tener éxito en lo que se propongan, transformando la cultura del fracaso en una experiencia de superación continua. Sus familias han mejorado sus expectativas sociolaborales. Muchos han dejado la calle para centrarse en sus estudios y están sobresaliendo por su excelencia.

Esta semana reivindicamos justicia, acciones, unión e igualdad. Pero también celebramos que el sonido de esta lucha es cada vez es más fuerte. Ya suena en más de 50 países en todo el mundo. Y tiene voz propia en España y Madrid, donde tanto desde Acción Social por la Música como desde otros proyectos músico sociales estamos cambiando la vida de más de mil niños y niñas en todo el país.

El primer paso para transformar tu vida es creer en tu futuro. Permitamos a la infancia creer en el suyo poniendo un instrumento en sus manos.

Por nuestra parte, seguiremos con nuestro firme compromiso de hacer lo que mejor sabemos:

¡Tocar y luchar!

Tocar y Luchar

#ODSéate y súmate a la lucha contra la pobreza con Acción Social por la Música

odséate-con-el-fin-de-la-pobreza

Desde Acción Social por la Música celebramos el cuarto aniversario de la adhesión de España a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y nos sumamos a la campaña #ODSéate del Alto Comisionado para la Agenda 2030 reiterando nuestro firme compromiso con “poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo”, el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

odséate-con-el-fin-de-la-pobreza
#ODSéate con Acción Social por la Música y súmate a la lucha contra la pobreza

En España actualmente uno de cada tres niños está en riesgo de pobreza o exclusión social, más de 2 millones viven por debajo del umbral de la pobreza y casi 700.000 en pobreza severa. Como si de una enfermedad genética se tratara la pobreza en España se cronifica y se hereda. El Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil denuncia que España vive una situación de pobreza infantil estructural. Además, la pobreza se hereda en un 80% de los casos(*). Detrás de este número están los factores socioemocionales vinculados a la pobreza, que la cualifican hasta convertirla en una realidad inmutable: la falta de autoestima y la experiencia de opresión como falta de empoderamiento, debilitan a las personas en situación de pobreza, limitando su capacidad de superación social y de aprovechamiento de las oportunidades que ofrece nuestra sociedad.

Por este motivo, la pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles. La pobreza es un problema de derechos humanos. Lo que nos preocupa no es solo la carencia material, que es intolerable: es toda esa realidad emocional que acompaña a las personas y que las encadena a un círculo vicioso, haciéndolas sentir que no valen, que no pueden superarse, que tienen que aceptar lo que hay. Si intervenimos precisamente sobre estos mecanismos socioemocionales que cronifican la pobreza, estaremos revirtiendo sus efectos y contribuyendo a la erradicación de la pobreza en España.

¿Cómo lo hacemos?

odséate-lucha-contra-la-pobreza
Concierto en el Teatro Real de Madrid

Poniendo un instrumento en sus manos. El aprendizaje de música colectivo es una eficaz herramienta para derribar los muros que encierran a las familias en círculos de pobreza y exclusión social y son los propios niños y niñas quienes los derriban desde dentro. Nuestras agrupaciones musicales no tienen filtro de ningún tipo porque queremos llegar a los corazones de todas las familias.

Resumimos el impacto de la acción social a través de la música en tres efectos que transitan de un plano individual al social-comunitario:

Dignificación

Nuestras orquestas son espacios de dignificación donde los niños y niñas se superan cada día tanto a nivel individual como grupal, lo que contribuye al crecimiento de su autoestima. En las orquestas los niños y niñas aprenden mucho más que música: aumentan su autoconocimiento y autoconciencia, fomentan el orgullo de pertenencia social, integran la diversidad social y cultural y generar vínculos de afecto.

Superación

La cooperación es un elemento imprescindible y necesario para la construcción de una orquesta. En nuestras agrupaciones musicales todas las personas suman y caminan en la misma dirección, la de la superación personal y colectiva. El sientimiento de pertenencia contribuye a la puesta en práctica de su derecho a la participación. Se sienten valiosos y motivados, y en la búsqueda de ese sonido común se encuentran con la mejor versión de sí mismos.

Irradiación

Esta experiencia transformadora se irradia a las familias, un proceso que acompañamos desde el área de seguimiento psicosocial para recoger sus demandas y sugerencias. La música genera inclusión social, integración de la diversidad social y cultural y empoderamiento, lo que se traduce en una mejora de las aspiraciones sociales apoyadas en las propias capacidades. Y así se amplían los efectos a las familias y a la comunidad en su conjunto incrementando las oportunidades de ascenso social.

Más de 200 niños y niñas protagonizaron el concierto “Música que Transforma” en el Audiotorio Nacional de Música de Madrid.

¿Cómo puedo ayudar? #ODSéate

Si quieres sumar tu granito de arena a la lucha contra la pobreza en todas sus formas, #ODSéate y únete a nuestro proyecto. Puedes hacerte socio, apoyarnos con un donativo, la donación de un instrumento musical, regalarnos tu tiempo y formar parte de nuestro voluntariado o contagiarte de la energía de nuestras orquestas en nuestros conciertos y ensayos.

“Desde el mismo momento en que el niño toma el instrumento abandona la creencia del `no puedo´ para evidenciarse premiado con el aplauso y el reconocimiento de familiares, amigos y la comunidad; la constancia: la autovaloración y la autoestima, el trabajo en equipo y la solidaridad ”

Maestro J.A. Abreu

Más información sobre Acción Social por la Música y nuestra contribución para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aquí: