La metodología de `El Sistema´ “te hace repensar cada día lo que estás haciendo y reformularte las cosas para mejorar”

Ron Davis Alvarez y Carlos Fontan El Sistema

Carlos Fontán y Ron Davis Álvarez

Nuestros Maestros Agentes de Cambio Carlos Fontán y Nathaly Ossa participaron en en la tercera Academia de El Sistema, encuentro que tuvo lugar en el Royal College of Music de Estocolmo a principios de este año. La edición 2019 atrajo a alrededor de 75 asistentes de toda Europa y contó con profesionales de la música de Suecia, Finlandia, Venezuela, Inglaterra, Francia, Portugal e Italia. Tres días intensos de debate y formación sobre cómo trabajar con los más jóvenes y dirigir orquestas de masas. Discusiones y sesiones prácticas para organizar repertorios comunes, enseñar con eurítmicos o producir arreglos para diferentes niveles de habilidad. Todo ello con el objetivo de seguir trabajando en red para superar los problemas sociales y hacer sonar cada vez más alto el mensaje de paz e inclusión a través de la música que el Maestro José Antonio Abreu comenzó.

Carlos Fontán, Maestro Agente de Cambio de Acción Social por la Música, nos cuenta cómo fue la experiencia.

Si tuvieses que definir este encuentro con una palabra, ¿cuál sería?

Si tengo que definir con una palabra al Sistema Academy esa es crecimiento. Creo que como profesores siempre tenemos que estar buscando herramientas. Estos encuentros internacionales nos permiten crear una red de trabajo que nos ayude a enfrentar los problemas del día a día. Interambiando experiencias te das cuenta de que lo que nos pasa a nosotros ocurre en más sitios y puedes obtener solución para eso.

¿Qué herramientas os traéis de vuelta en la maleta?

Nos hemos traído mucho repertorio, partituras ya probadas, que sabes que funcionan y que te ayudan a avanzar. También nos han proporcionado nuevas herramientas pedagógicas en el aula para hacer más amenas las clases, activar a los alumnos y conectarlos. En resumen, nuevas estrategias paras seguir mejorando como ser humano y como profesor.

¿En qué medida ha ayudado a fortalecer el trabajo en red?

Está en proceso la creación de una base de datos de El Sistema para conocer el contenido que se está tratando en otros lugares. Es una propuesta muy interesante para estar conectados y saber qué está pasando en el resto del mundo. La esencia de esta metodología te hace repensar cada día lo que estás haciendo y reformularte las cosas para mejorar. Estos encuentros internacionales ayudan en eso.

Un encuentro de tres días intensos de formaciones y debates. ¿En cuáles participaste?

Estuve pegado a Ron todo el tiempo porque es una persona a la que admiro mucho y quería absorber y aprender de él todo lo posible. Entre otras formaciones, asistí a un taller sobre la orquesta de personas refugiadas que tiene allí.

sistema-academy-2019

Formación sobre la Dream Orquestra, orquesta de refugiados dirigida por Ron Davis Álvarez.

¿Cual es el objetivo hacia el que os dirigís los proyectos inspirados en la metodología de El Sistema?

Queremos ser una red super consolidada, abarcar el máximo de familias posibles, conseguir financiación estatal y ser referencia: un modelo a seguir para transformar la sociedad. Creo que estamos haciendo las cosas bien y podemos enseñar a más gente a seguir ampliando la red y a crecer.

¿En qué punto de este camino se encuentra Acción Social por la Música?

Creo que estamos en un momento muy bueno. Contamos con un equipo fantástico y mucho crecimiento. Siempre hay trabajo que mejorar, como por ejemplo, ampliar la red con las familias y fortalecerla. Durante este encuentro se ha destacado la importancia de tener cerca a las familias. Conocer su historia, poder atenderlas, comentar con ellas cómo están y cómo se sienten.

Cada vez hay más estudios que demuestran que el arte es una herramienta muy potente para la transformación social. ¿Qué tiene la música que no tiene otras materias curriculares?

La música te permite improvisar y eso te ayuda con la creatividad. No creo que haya asignaturas más importantes que otras pero la valoración que se hace de las asignaturas artísticas en España está mal planteada. No se dan cuenta de las herramientas multidisciplinares que el arte da al ser humano.

Un ejemplo práctico. Si los chicos y chicas de Acción Social por la Música van mal en los exámenes del colegio, van mal con el instrumento. Ellos se tienen que replantear su manera de distribuirse el tiempo y la música les ayuda a organizarse. Además, fomentan la creatividad. Interpretando música las posibilidades son infinitas. Y cada vez que tocas o cantas algo es un momento único porque la siguiente vez que lo cantes o toques, será de diferente manera. Es irrepetible y depende mucho de las circunstancias y los estados de ánimo. Esto da confianza en uno mismo. Sentirte capaz de crear es empoderador.

Además, cuando la música se aprende de manera colectiva hay un aspecto social de compañerismo, de pertenencia al grupo, que en otras asignaturas es difícil de conseguir. Te hace saber y sentir que perteneces a un grupo. Fomentar ese arraigo, esa pertenencia a una comunidad a través de la música, es una de nuestras máximas.

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This