Nos aliamos con profesionales y familias para luchar contra las consecuencias de la pandemia en la infancia y juventud

Acción por la Música se suma al manifiesto elaborado por iniciativa de la Asociación Madrileña de Neuropsicología para alertar de las negativas consecuencias de las medidas de distanciamiento social y confinamiento para el correcto desarrollo de los niños y adolescentes en general, así como sus familias, y más especialmente para aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, sanitaria o económica.

A pesar de que consideran que este tipo de medidas son necesarias para mantener la pandemia bajo control, piden los recursos necesarios para poder atender correctamente a estos colectivos que están sufriendo en sus vidas, en su educación, en su salud y en el desarrollo de sus tratamientos las consecuencias de la pandemia.

Se trata de una alianza entre más de 40 asociaciones profesionales y organizaciones no gubernamentales del ámbito socio-sanitario para el apoyo a la infancia y adolescencia en situación de vulnerabilidad social y educativa que parte de la cuestión más importante: ¿Cómo podemos trabajar todos unidos para proteger a los menores, las familias y la sociedad, evitando que siga aumentado la desigualdad social en los sectores más desfavorecidos como consecuencia de la pandemia?

Tal y como se indica en el manifiesto, el impacto que esta situación está provocando en estas poblaciones es un aumento considerable de los trastornos de ansiedad y depresión, el incremento de las conductas adictivas de riesgo frente a las nuevas tecnologías y el desarrollo de hábitos poco saludables.

Por ello y para asegurar una adecuada atención al desarrollo de niños y adolescentes proponemos:

  1. Dotar de recursos económicos a las sociedades profesionales y a las ONG’s que trabajan con niños y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad económica y social.
  2. Desarrollar, por parte de las autoridades educativas, un plan de fomento de las actividades lúdicas y deportivas al aire libre dentro del currículo escolar, porque favorecen la distancia física pero no la social, promoviendo un ocio saludable y favoreciendo la socialización.
  3. Coordinación institucional para el apoyo a las iniciativas puestas en marcha por la sociedad civil, fundamentales en una situación de crisis sanitaria, económica y social. Promover acciones de carácter voluntario no debe minimizar el hecho de que es imprescindible reforzar las redes de Atención Temprana, Rehabilitación y Salud Mental de todas y cada una de las Comunidades Autónomas.
  4. Fomentar la implantación de protocolos de prevención de riesgos y medidas higiénico-sanitarias en los parques de ciudades y municipios.
  5. Reforzar y mantener la atención educativa y terapéutica continuada.
  6. Reanudar las actividades extraescolares basadas en el ejercicio físico, la música y el juego dentro de los GEC de los centros preferentemente al aire libre o en espacios cerrados respetando la distancia física y con una ventilación adecuada.
  7. Retomar los desayunos y las comidas en los centros educativos (por ejemplo, el programa “Los primeros del cole”) para asegurar que todos los niños reciban una dieta equilibrada.
  8. Alfabetización digital para que la infancia y juventud haga un uso responsable de los dispositivos tecnológicos como portátiles o tablets que les ha donado.
  9. Dotar de recursos económicos a las asociaciones profesionales y organizaciones firmantes para llevar a cabo investigaciones científicas y otras iniciativas de tratamiento que tengan por objetivo analizar las consecuencias que está teniendo la pandemia en la salud mental de las familias, adolescentes y niños españoles y establecer los tratamientos más adecuados al respecto.

Cada vez parece más claro que la distancia física -que no social- la duración de las actividades, la ventilación de los espacios, el uso de mascarillas y la realización de las actividades al aire libre, son estrategias adecuadas de prevención. Por lo tanto, se puede combatir la pandemia de forma responsable sin que por ello tengamos que renunciar a la imprescindible función que cumple el contacto social, tal y como hemos demostrado desde la fundación durante estos meses al reanudar la actividad presencial.

Lee el manifiesto completo y consulta las entidades firmantes aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *