APRENDER A SER ORQUESTA

Los niños y niñas de la orquesta de cartón del CEIP Pío XII tocan por primera vez instrumentos de verdad

 

“Fijaos bien: es una joya”. Con estas palabras, Javier Ulises Illán, Director del Área Instrumental de Acción Social por la Música, presentaba a los niños y niñas del CEIP Pío XII un brillante violín. Los pequeños acariciaban el instrumento, uno a uno.

Javier Ulises Illán repasa con los niños y niñas las partes del violín

Hasta ahora, estos niños y niñas han aprendido con instrumentos de cartón a desarrollar su psicomotricidad, progresando desde movimientos generales a los más específicos. Trabajar con instrumentos de cartón también permite poner en práctica una gestión y autogestión del tiempo y del espacio, donde los miembros del grupo se escuchan y velan por el bienestar de todos; en definitiva: aprenden a ser orquesta.

Desde el inicio del curso, los aprendices han estado preparándose para asumir una responsabilidad mayor: el instrumento de verdad. “Mediante el cartón, creas una expectativa, racionalizas el deseo que tienen por tocar un instrumento y, llegado el momento, están listos para dar un paso más hacia un nivel superior de posiciones, de desempeño de varias tareas a la vez, de imitaciones, de movimiento en conjunto…”, declara Javier Ulises Illán.

El pasado jueves culminó esta primera fase del proceso: el cartón se convirtió en madera. El material caduco y endeble se transformó entre los finos dedos de los niños y niñas en una valiosa posesión que desprendía una belleza capaz de apaciguar esa impaciencia y esos nervios que trae consigo toda primera vez.

Los primeros trazos del arco frotando las cuerdas de los violines y violas que estos pequeños estrenaban, sonaban como las promesas recién cumplidas. “Es pasar del juego a la realidad de la vida”, concluye Illán.

Hillary (mirando a cámara) toca por primera vez un violín de verdad en la Orquesta de Acción Social por la Música del CEIP Pío XII

La Orquesta de Acción Social por la Música del CEIP Pío XII está compuesta por 40 niños y niñas. Otros 23 alumnos del centro forman parte del Coro que la Fundación lleva a cabo en este núcleo. Ambos se enmarcan dentro del Programa de Orquestas y Coros de Acción Social por la Música, que benefician a casi 300 niños en Madrid y Zaragoza.

 

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This